Cuando Das Todo Por Alguien Y No Recibes Nada

Hay personas que tienen la posibilidad de chupetearnos, literalmente, la energía. En el momento en que conocemos a alguien, requerimos un tiempo para comprender si queremos apostar por esa persona para construir algo juntos o no nos encaja a ese nivel. No hay un baremo preciso para determinar cuánto tiempo es el conveniente que nos lleve a ofrecer un paso más, conque el criterio al que tienes que acogerte es tu ritmo interno. Como sicóloga experta en el lote del amor, estoy en constante búsqueda de conceptos que expliquen lo que nos ocurre y nos asistan a comprenderlo para lograr tomar buenas determinaciones y no perder el tiempo en historias que no van hacia ninguna parte o que nos hacen sufrir. El campo del amor es cada vez más complicado y saber si una persona quiere algo contigo, o no, no es tan visible como pueda parecer. “El verdadero amor es insaciable; cuanto más das, más tienes”.

cuando das todo por alguien y no recibes nada

Mira, María, te voy a poner un caso de muestra; en mi trabajo , pero hay ocasiones, muy contadas eso sí, en el que debo prestar una asistencia, ofrecer lo mejor de mí para alguien que lo necesita, y sin pensarlo vas y lo haces, o al menos lo intentas. Una de esas ocasiones fue en el momento en que a una señora la hurtaron un bolso en una tienda de ropa, y llevaba , aparte de dinero, su documento de identidad y sus tarjetas de crédito. Yo a la pobre señora la vi, atormentado, con ansiedad, sofocos. Me consta que eres de ofrecer y además de esto bastante, pues prosigo tu blog y tus artículos son enormes, no sólo en extensión, sino más bien en todo el contenido de calidad que ofreces generosamente. Pero asimismo sé que es mi trabajo y lo propio es mantener los pies en la tierra.

¿Cómo Puedo Saber Si Estoy Dando Demasiado De Mí?

“El amor verdadero no es una pasión fuerte, candente y también vehemente. Es un elemento tranquilo y profundo”. A lo destacado tienes que asistir si te lo piden y especialmente si enserio deseas y no por obligación o pues piensas que así serás mucho más apreciada, con lo que en el final terminas frustrada al notar que no esto no resulta como deseas. Nuestro equipo de psicología tiene una larga y dilatada experiencia en temas como el tuyo.

Entre los conceptos que he tenido que inventar, muy a pesar mío, es el de la no-relación. Las no-relaciones son esas historias en las que una de las partes quiere formalizar y transformarse en pareja y la otra parte prefiere proseguir sin determinar nada. Cuando está contigo, se le van los ojos hacia otras personas. Cuando estáis juntos en el metro y entra alguien y los ojos se le van siguiendo a esa persona por todo el vagón. O lo hacéis los dos en plan risas o por el hecho de que os lo pasáis bien riéndoos y hablando de esas cosas.

¿Por Qué Razón Siento Que Doy Demasiado Por Los Demás Y Nadie Da Nada Por Mi?

Imagínate que el hecho de dar a otros, sea a nivel personal o profesional, te da seguridad (me siento mucho más segura de mí misma si ayudo a el resto, a mi familia o a mi pareja); pero asimismo te da conexión con otra gente ; y aparte de esto eso te hace sentir fundamental . En este momento con esos 3 componentes podemos estar comentando de una alguna adicción. Hablamos de un programa individual de cinco semanas, con sesiones, materiales y acompañamiento, y con el que deseo ayudarte a equilibrar esa sensación de sugerir más de lo que recibes y que comiences a cambiar el guion de la película de tu vida.

cuando das todo por alguien y no recibes nada

Pero no quiero proseguir viendo el pasado con melancolia ni remar algo que al otro no le importa. Siento que prácticamente todos mis amigos son una mierda, que se volvieron un display en el celular y no lo que teníamos antes. A mi siempre me agrada dar aunque antes no me daba cuenta de que condicionaba a la gente de mi alrededor a aguardar algo de mi y por un largo tiempo no me planteé que debía haber un equilibrio, pero gracias a blogs como el tuyo mi desarrollo personal a mejorado de a poco. En la adolescencia la contactamos, y volvimos a verla.

Deja Una Contestación Cancelar La Contestación

Estoy enamorada de un amigo y recientemente le he estado regalando fruta, que la tengo de casa y no me cuesta dinero. Ya que bien, hoy además de esto le deseaba obsequiar otra cosa y me ha dicho que tenemos que acabar con esto de los regalos. Regalar bastante pienso que puede ser incómodo para la otra persona y por otro lado, seguramente sea por la necesidad de que el otro te desee. El día de hoy me he dado cuenta que me paso, si bien no lo hago de manera directa aguardando nada a cambio, indirectamente si que busco algo a cambio, y en cierto modo se puede considerar chantaje sensible. Lo hago por el hecho de que me agrada regalar cosas a las personas que deseo pero pienso que voy a dejar por un tiempo ese vicio mío, por el hecho de que va a pensar que soy una desquiciada y se va a espantar de mí.

Piensas que has encontrado a la persona más extraordinaria sobre la faz de la tierra y que vale muchísimo la pena sacrificar tu salud mental y emocional por la oportunidad de que algo en ella haga el click. El instante perfecto para tener la conversación sobre exactamente en qué punto estáis es cuando tú sientes que precisas claridad en el asunto. Cuando comienzas a tener una inquietud al respecto y el hecho de continuar avanzando en la historia sin definir qué deseáis cada uno, te genere irritación o aun ansiedad.

“La única fuerza y la única verdad que hay en esta vida es el amor”. “El cariño verdadero nace de los tiempos bien difíciles”. “Tengo esa práctica de meditar en ti, en el momento en que charlan de amor”. “La vida entera nunca es demasiado para un corazón enamorado”.

Efectivamente, el autoconocimiento nos lleva a cuestionarlo todo y a poner nuestra vida patas arriba, pero es un viaje precioso y que merece mucho la pena. Me alegro que mis consejos te estén sirviendo en tu desarrollo y enhorabuena por tus adelantos. Gracias por tus geniales artículos María, no cabe duda q nos asisten a bastante gente a quienes nos cuesta equilibrar por nuestra forma de ser.