Filósofo Que Decía Sólo Sé Que No Sé Nada

A él lo obligroan a beber al cicuta, que es un veneno que se usaba en la vieja Grecia como pena de muerte, en Αpología a Sócrates se cuenta detalladamente como sucedio. Hasta la actualidad estoy comenzando a estudiar filosofía y esto ya que estoy comenzando a estudiar yoga y meditación. De todos modos tal descripción es errada, ya que fue el filósofo heleno Sócrates quien ha dicho la conocida oración de la que deriva el lema antes expuesto. Aunque no escribió una sola línea, su saber se ha desparramado por todo el planeta desde los tiempos de la Grecia clásica hasta nuestros días. Sus acólitos y seguidores, Platón y Aristóteles entre otros, también Antístenes, Aristipo y Esquines, se encargaron de que no se perdiera una sola de sus palabras, de que llegaran hasta nosotros íntegras sus enseñanzas.

«Solo sé que no sé nada» habla de la humildad de las personas, quizá de las mucho más letradas, pues con todos y cada uno de los entendimientos hay algo mucho más por comprender y estudiar. Desde mi método 2 negaciones constituyen una afirmación, entonces algo sé y algo es algo. ¡La humildad debería ser una de las peculiaridades de quienes se piensan servidores públicos! Querefonte (un amigo de la juventud de Sócrates), preguntó al oráculo de Delfos si había alguien más sabio que Sócrates, y el oráculo le respondió que no. Leonardo da Vinci, como hombre del Renacimiento, confió en la realidad y en la razón como pilares de su pensamiento. Es ya popular que da Vinci, homo universalis resaltó en muchas ramas del comprender….

Es el padre de la mayéutica y del conocimiento de uno mismo a través de la profundización y el diálogo interrogativo. Tras consultar la obra de Platón podemos contarlo con expresiones y ejemplos mucho más sencillos de mover a la modernidad. 11 En el momento en que yo era niño, charlaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ahora fui hombre, dejé lo que era de niño. La oración verdadera de socrates fue asi «yo unicamente se, que no se nada, pero uy de aquel que se ufane del no comprender de los demas», es decir si sabes bastante, no te burles del que no sabe. El hombre sabio es el único que reconoce que nada sabe, y considerablemente más aún que todo está por descubrirse.

Es interesante comprender el contexto en el que Sócrates, pronunció la oración. Sin embargo, una vez logrado el autocontrol, seremos capaces de afrontar las ocasiones de la vida con una mayor tranquilidad y efectividad. Según el relato de Platón en la Apología que dejó de su profesor, este pudo haber evitado la condena, gracias a los amigos que Sócrates aún preservaba, pero el profesor prefirió acatar la condena y fallecer. Empezó a interrogar a las personas que socialmente tenían una cierta autoridad en alguna materia. A los militares les preguntó sobre la valentía, a los jueces sobre la justicia, etc. Es por todo lo citado que Sócrates cree que este primer paso —conocerse a uno mismo— es vital.

Sócrates, El Sabio Que «no» Sabía Nada

Sócrates se sorprendió, en la medida en que jamás había pretendido entender mucho más que otros. El filósofo pensaba que todo vicio es el resultado de la ignorancia y que nadie quiere el mal; por su parte, la virtud es conocimiento y esos que conocen el bien actuarán de forma justa. “Solo sé que no sé nada” tiene un significado considerablemente más profundo que el que conocemos hoy en dia.

filósofo que decía sólo sé que no sé nada

Compartió años con Platón, su discípulo, que entregó a la posterioridad una visión idealizada de su profesor en su obra Diálogos. Fue instructor de Platón, quien a su vez tuvo a Aristóteles como discípulo, estos tres pensadores son los representantes mucho más esenciales de la filosofía de la Vieja Grecia. Al pensador ateniense sus enemigos le acusaron de impiedad y de corromper a la juventud. Esta escena queda reflejada en la obra de Platón Fedón, si bien su seguidor no pudo estar con él en ese triste instante por encontrarse enfermo.

Este afán de preguntar para probar la ignorancia del prójimo da lugar a lo que actualmente conocemos como mayéutica, un método irónico que ayuda mucho a bajar el ego y no tomarse en serio a nuestra persona. Para Sócrates, el entender no es un conjunto de información transmisible como se entiende tradicionalmente. Su filosofía es poner en duda el comprender de quien está a su alrededor, para finalmente finalizar que nadie tiene al final el conocimiento absoluto. Si bien no escribió una sola línea, su comprender se ha desparramado por todo el mundo desde los tiempos de la Grecia clásica hasta nuestros días. Su importancia fue tan grande que a los pensadores anteriores a él se los llama como presocráticos.

Lean Construction (lc) – Filosofía De Cambio

Nos reservamos el derecho a remover los comentarios que consideremos fuera de tema. 11 En el momento en que yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas en el momento en que ya fui hombre, dejé lo que era de niño. La frase verdadera de socrates fue asi «yo unicamente se, que no se nada, pero ay de aquel que se ufane del no comprender de los demas», o sea si sabes bastante, no te burles del que no sabe. Yo unicamente se que nadie sabe nada…todos estamos improvisando…suponemos entender las respuestas a muchas preguntas, en el momento en que ni si desee tenemos la posibilidad de contestar solo una correctamente, yo unicamente se que no se nada.

Podría ser hasta una contestación chistosa a una pregunta de examen que saque una sonrisa al profesor. Y, sin embargo, el creador de “solo sé que no sé nada” lo ha dicho muy en serio. Y no, no pretendía transmitir su incompetencia o su inopia arraigada de una manera rimbombante y grandilocuente. Muchos solemos utilizar esta frase humildemente cuando no sabemos sobre un tema en concreto, pero, ¿quién fue el que popularizó «Sólo sé que no sé nada» y la dejó para toda la vida en nuestro imaginario colectivo? La frase se asigna a Sócrates, pero fue Platón quién la recogió por vez primera, en tanto que Sócrates no dejó testimonio escrito.

Fue Sócrates Quien Ha Dicho La Famosa Oración De «solo Sé Que No Sé Nada»

Me viene a la cabeza el postulado de que la duda es la base de todo conocimiento. De todos modos tal descripción es equivocada, en tanto que fue el pensador heleno Sócrates quien dijo la conocida oración de la que deriva el lema antes expuesto. «Solo sé que no sé nada» es un conocido dicho que se deriva de lo relatado por el filósofo heleno Platón sobre Sócrates. A lo largo de muchos siglos la percepción que se tuvo de ellos fue muy negativa, hasta que fueron reivindicados por pensadores como Nietzsche. Sócrates ​​​​fue un pensador heleno considerado como entre los más enormes representantes de la filosofía universal. Muerte de SócratesSócrates fue juzgado por corromper a la juventud y por último culpado a fallecer envenenado con cicuta.

Actualmente se convirtió en una oración llevada a cabo que conoce la enorme mayoría de los fatales. El popular dicho “sólo sé que no sé nada” es algo que puede decirte desde el alto directivo de un banco en todo el mundo hasta el tendero del puesto de frutas del vecindario. En absoluto se considera una afirmación con connotaciones filosóficas o profundas del conocimiento humano.

La Feria De Agurain Retoma Su Martes Grande Con Mucho Más De Seis Siglos De Tradición

Las oraciones de Sócrates quedaron para la posteridad en la obra “Apología de Sócrates” de Platón, donde asimismo se contaban los hechos de su juicio y su posterior condena a muerte. Como terminamos de detallar, “sólo sé que no sé nada” tiene un significado considerablemente más profundo que el de denotar ignorancia por una determinada asignatura. De hecho, lo que revela es una ingenuidad docta, la conjunción de un sabio ignorante que pregunta a su alrededor para finalizar que sí, que la gente sabe cosas técnicas. Pero que desconoce lo que de verdad es importante entender, la manera de vivir. Si alguien te responde “sólo sé que no sé nada” a una pregunta, no hay duda de que lo que trata de decirte es que ignora la respuesta adecuada.

¿De Qué Manera Organiza El Saber El Pmbok? – Gestión De Proyectos

Asimismo el historiador Jenofonte fue contemporáneo de el, y el dramaturgo Aristófanes—autor de Lisístrata—, que dio una versión más mundana y populista de Sócrates en su obra Las nubes. Tengo la impresión -muy cuestionable- de que nuestra clase política se considera inmune a las meteduras de pata -¡se la resbala todo! -, pues ellos creen entender más que nadie, sin darse cuenta de que «un burro siempre va a ser un burro, por mucho que estudie para ser caballo». Algunos no asumen que sólo tienen el intelecto justa para pasar el día -o unas horas-, sin tener en cuenta que, mucho más pronto que tarde, el sol sale para todos. Mi amigo Pepe Morago siempre alude a la «paciencia franciscana» para referirse a la gente que habría de ser mucho más precavida/sensato a la hora de hablar y actuar/conducirse, tanto en la vida pública como en la privada. ¡La humildad habría de ser una de las cualidades de quienes se piensan servidores públicos!